Consumo de lácteos en la infancia

Según señala la Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil): entre el año y los 3 años el consumo recomendado de lácteos es de 2 raciones diarias. Mientras que durante la etapa preescolar y escolar, los niños deben tomar de 2 a 3 raciones diarias. Asimismo, este organismo señala que los adolescentes deben ingerir entre 3 y 4 raciones del lácteos al día. Sin embargo, estas son recomendaciones de carácter general, cada individuo debe adaptar su dieta de manera individualizada y consultar al especialista si hiciera falta. Otros datos que debemos tener en cuenta a la hora de abordar el tema de la importancia del consumo de lácteos durante la infancia son:

Los lácteos contienen propiedades esenciales para el crecimiento y el correcto desarrollo de los más pequeños, propiedades como son las proteínas, los lípidos, los hidratos de carbono, calcio, yodo, zinc y las vitamina A, riboflavina y vitamina B12.

El consumo de calcio durante la infancia y adolescencia es especialmente importante por el rápido crecimiento de los huesos, lo que hace más necesario fortalecerlos.
El consumo de leche y productos lácteos durante la infancia ayuda a disminuir el riesgo de obesidad en etapas posteriores.

Según datos de la FENIL para lograr una masa ósea adecuada se considera necesario el consumo de 1300 mg/día de calcio desde los 10 a los 19 años (que se consiguen con 3-5 raciones de lácteos al día).
La educación en temas de nutrición y salud es fundamental para conseguir que los más pequeños tengan una dieta equilibrada.

El consumo de lácteos es esencial durante la infancia. No debe faltar de la dieta. Se recomienda el consumo de entre 2 y 4 raciones de lácteos diarios, aunque siempre es recomendable la valoración del pediatra.
Recursos y fuentes de interés


Producto recomendado

queso-tierno-en-lonchas
Queso Record tierno en lonchas de vaca, cabra y oveja

Contenido reducido de sal.
Un opción suave y saludable. Con el sabor ideal para gustar a los más pequeños, pero con el contenido reducido de sal necesario para cuidar de su salud.