Estilo de vida saludable

Una vida saludable debe ir acompañada de una dieta sana, ejercicio físico diario, balance energético y equilibrio emocional, además del uso de técnicas culinarias sanas. De esta manera, la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) establece cuáles deben ser los pilares de un estilo de vida saludable. A continuación os los detallamos:

piramide-nutricionalActividad física: debe realizarse de manera regular y moderada. Especialistas del SENC recomiendan como mínimo una hora al día.

Equilibrio emocional: el estado de ánimo influye en nuestra salud global y condiciona nuestra alimentación. Estrés, depresión, angustia, etc., pueden favorecer la falta de apetito o bien inducirnos a comer de manera compulsiva o desordenada.

Balance energético: debe existir un equilibrio entre las calorías que comemos y las que quemamos. Cuántas veces comemos, a qué hora comemos o las cantidades que ingerimos, deben tenerse en cuenta para lograr este equilibrio. Lo más aconsejable es el fraccionamiento de los alimentos en 5 veces al día.

Técnicas culinarias saludables: no sólo qué comemos, cuándo comemos o qué cantidad, también resulta esencial  el cómo elaboramos la comida. Las comidas hervidas, al vapor o a la plancha, son más saludables que la ingesta de fritos. Asimismo, es preferible que los recipientes no transfieran ningún elemento a los alimentos, siendo el cristal el soporte más adecuado, así como los utensilios silicona, ya que evitan levantar el teflón de las sartenes.

Beber agua: limpiar el organismo es parte esencial en nuestra alimentación y vital para nuestra salud. Las recomendaciones de la SENC nos indican entre 4 y 6 vasos al día de agua, como mínimo, que se pueden completar con otros líquidos hasta alcanzar, los 2 litros en mujeres y los 2,5 en hombres, de media al día.

Recomendaciones nutricionales diarias según la SENC

  • Los alimentos que debemos tomar diariamente como los hidratos de carbono: pan, pasta, arroz, harinas, legumbres tiernas, etc., se aconsejan en su versión integral. Las patatas mejor hervidas o al vapor.
  • Consumir frutas entre 3 ó 4 veces al día y verduras y hortalizas entre 2 ó 3 veces al día. 
  • Se recomienda el aceite de oliva virgen extra.
  • Los lácteos se recomienda el consumo 2 ó 3 veces al día. Preferiblemente semidesnatados o bajos en grasa.
  • Las carnes blancas como el pollo, el pavo o el conejo, así como el pescado de temporada, además de legumbres, huevos o frutos secos, se recomienda entre 1 ó 3 veces al día, de manera alternada.

Consumo ocasional opcional o moderado diarias según la SENC

  • Las carnes rojas y procesados o embutidos
  • Productos ricos en azúcar como bollería, sal (snaks) y grasas (untables como la mantequilla).
  • Bebidas fermentadas, como el vino o la cerveza. Se recomienda su consumo de forma opcional y moderada en adultos.
  • Suplementos nutricionales o alimentarios (suplementos de vitaminas, minerales, nutracéuticos, alimentos funcionales, etc.). Su ingesta debe estar siempre prescrita y asesorada por un profesional de la salud, quien decidirá si estos suplementos son necesarios, en qué dosis y durante cuánto tiempo.
  • Más información y fuetes de interés